Mitos y leyendas cortas

Dioses romanos

La mitología romana representa una religión vasta y que pasó por diferentes actualizaciones y adaptaciones para que el pueblo romano pudiera identificarse con esta. Tuvo como base fundamental la mitología griega, mitos, creencias y conjuntamente, con los dioses que representaban estas fábulas.

A cada deidad griega se le otorgó una versión romana, que incluyó un nombre y representación diferente, aunque manteniendo siempre los poderes que los griegos les atribuían. Posteriormente, con el paso de los años y el crecimiento de la civilización romana, estos añadieron perspectivas propias a las que previamente habían desarrollado con las creencias griegas.

El grupo de los dioses romanos estaba integrado por una amplia colecciones de deidades que abarcaban poderes sobre diversos aspectos de la naturaleza y además replantaban múltiples aspectos del carácter humano, así como de los diversos factores que integran la complejidad de una persona.

Dioses romanosLas deidades romanas cuentan con un selecto grupo que destaca entre los demás dioses por la amplitud que abarcan las características y poderes que estos representan. Este grupo de virtuosos goza, aún en la actualidad, de amplia popularidad y en el mundo antiguo fueron los principales protagonistas de las historias y de los rituales organizados por la población de Roma.

Júpiter
La versión del Zeus griego era Júpiter, por lo tanto era la principal deidad romana. Este representaba del panteón antiguo, del cielo, la luz y los sucesos y acontecimientos de la bóveda celeste, como lo son los rayos y las tormentas. Júpiter conforma, junto a las deidades Juno y Minerva, la tríada principal de la religión romana. Júpiter poseía las mismas cualidades y poderes que el poderoso Zeus, también era capaz de convertirse en humano y mezclarse entre los seres terrestres.

Recomendamos leer: .....  Mitologia romana

Vesta
Deidad incluida en la mitología romana por parte de Eneas, y según el mito, Numa creó una institución en la que estudiaban Vestales, es decir, sacerdotisas vírgenes que debían encargarse de velar que la llama sagrada del estado permaneciera ardiendo. Poseían un templo sagrado y una casa que estaba ubicada en el Forum antiguo. Vesta es la diosa de los hogares y representa a la fidelidad. Es hija del dios Saturno y Ops, es hermana de Júpiter, Neptuno, Plutón y Juno.

Venus
La versión romana de la Afrodita griega, por lo tanto se le asociaba a las flores la belleza, el idealismo y con el amor. Estaba casada con el dios Vulcano, deidad del fuego y los volcanes, aunque según la leyenda, la diosa también mantenía amoríos con Marzo. Venus es una diosa sumamente popular hasta los días actuales y es la madre del, considerado encargado de unir parejas, el dios Cupido. Venus estaba profundamente ligada por los romanos, con la estación de primavera, el florecimiento y todo lo que se considerara hermoso.

Marte
Marte es el Ares griego y, al igual que este, era considerado el dios de la guerra. En un inicio el dios Marte no era muy popular, no protagonizaba muchas historias, ni era demasiado venerado en los rituales; sin embargo, con el avance y desarrollo del ejército de Roma y sus múltiples conquistas a lo largo de diversos territorios, Marte pasó a tener mayor presencia, ya que los miles de soldados, generales y todos los que se involucraban en las guerras, empezaron a dirigirse a él, mediante diferentes ritos, oraciones y sacrificios, para lograr su favor en las batallas.

Recomendamos leer: .....  Mitologia romana

Esculapio
Conocido entre los romanos como Asclepio, fue considerado entre los dioses romanos desde el año 293 a.C, cuando una peste en epidemia azotó Roma. Los ciudadanos atribuyeron a Esculapio la erradicación de la epidemia y se levantó un templo en su honor, como agradecimiento y para que los peregrinos pudieran rendirle culto.

Neptuno
Este dios tenía su fundamento principal basado en el Poseidón griego y, tal como este mismo, era el dios de los mares. En un inicio era considerado el dios de las aguas continentales y la lluvia, pero eventualmente se ubicó como la deidad de todos los océanos, por lo tanto regía en todas las situaciones que se situaban en las aguas.
Aquellos que hacían vida en el mar, en oficios como la pesca, los viajeros o los ejércitos marinos, solían rendirle culto para lograr aguas calmas y vientos propicios en sus travesías a través de mar, se protegían de las tempestades en alta mar elevando oraciones a Neptuno. Esta deidad contaba con varios templos en diversos lugares para que allí se desarrollaran ofrendas y sacrificios en su honor.

Mercurio
Su versión griega es interpretada por el dios Hermes, sin embargo Mercurio es considerado el dios del comercio, su nombre se deriva de la palabra ‘mercancía’. Siendo el resultado de la unión de Júpiter y de Maia, tenía poderes en las transacciones económicas que se realizaban en aquel entonces. Los comerciantes le rendían culto para que Mercurio protegiera sus transacciones. La deidad disponía de un templo sagrado en Aventino.