Estructura del mito

El mito es un tipo de relato que posee una estructura realmente definida. Por lo tanto, a continuación explicaremos cual es la estructura del mito, para que puedan comprobar fácilmente si un relato es un mito o no con tan solo considerar si dicho relato respeta el siguiente esquema estructural.

El mito puede fácilmente confundirse con otro tipo de relatos similares, tales como cuentos, fabulas o incluso leyendas. Sin embargo, la caracteristicas del mito es única, hacen que este tipo de historias sean fácilmente identificables:

De qué trata el mito: El mito siempre busca responder a preguntas existenciales que rodean al humano. Por eso, cada civilización creó un sistema de mitologías propio que ofrecía respuestas que la ciencia contemporánea no sabía explicar. Por ejemplo, para saber por qué el sol salía cada día, se adjudicaba este suceso al poder de un dios en particular. Esta es la primera característica del mito: Siempre trata o tiene como protagonistas a dioses, seres fantásticos, semidioses, monstruos, criaturas y personajes similares. Además, siempre se cuentan como verdades, aunque siempre están situadas en tiempos lejanos, por lo que no se puede constatar su veracidad por falta de testigos.

Contenido del mito: El mito siempre enfrenta a dos bandos bien definidos que son parte también de nuestra cultura, por eso es común ver al caos enfrentándose a la creación, así como también vemos frecuentemente a la vida contra la muerte, a los dioses que se los enfrenta en muchos relatos con titanes o humanos, al bien contra el mal, entre otras situaciones similares que están presentes en todos los mitos.

Recomendamos leer: .....  Que es una leyenda

Cuál es el mensaje: Por último, las leyendas siempre buscan enaltecer las hazañas de sus protagonistas, las fabulas siempre intentan dejar un mensaje o enseñanza moral, lo que se conoce como moraleja y los mitos tienen como finalidad dar respuesta a preguntas específicas. Por ejemplo, puede encontrarse en un mito que un dios derrota a un monstruo gigante, el monstruo finalmente se convirtió en una montaña y ese sería el origen de una montaña conocida. O bien, se podría decir que un ser fantástico quedó condenado a arrastrar al sol por el cielo, de este modo se explicaría perfectamente por qué el sol está en constante movimiento. La finalidad del mito es siempre dar como mensaje el triunfo de un bando sobre el otro y esto explica luego algún acontecimiento, objeto, lugar o suceso que puede encontrarse luego en la vida cotidiana.

Estructura del mito
Imagen extraida de portaleducativo