Mitos y leyendas cortas

Leyenda de Hello Kitty

Leyenda de Hello Kitty habla acerca de la verdadera creadora de esta muñeca que luego fue ícono popular en el mundo entero y se trata de una leyenda muy oscura en donde una mujer trata de crear un dibujo animado para poder hacer toda clase de cosas, carteras, remeras, tazas y un dibujo para TV. El problema es que mientras se encarga de esta labor, ella sufre cada día porque su hija fue diagnosticada con cáncer de boca y por ello no puede hablar, está muy cerca también la hora de su muerte.

Cuando la madre ya no sabe qué hacer para salvar a su hija, decide entonces invocar a satanás para poder hacer un pacto con él y pedirle que sane a su hija o que deje de sufrir, a cambio, el Diablo le pide que le entregue la figura de esta gatita tan simpática y fue eso lo que hizo, el personaje de Hello Kitty fue entregado a satanás en modo de ofrenda. Esta sería la razón por la que la gatita tan querida no tiene boca, representando así al cáncer de su hija, habiendo entregado al diablo este dibujo, el mismo tuvo una fama desenfrenada desde el comienzo y así es como pasó a vender la idea a la compañía que actualmente tiene los derechos. Lo último que dice esta leyenda es que Hello Kitty en Japonés querría decir “Hola Demonio” y que el nombre fue elegido estratégicamente para que se confunda con el idioma inglés en donde quiere decir “Hola Gatita”.

Lo que la gente cuenta de hello kitty:


Una chica era muy fanática de Hello Kitty y tenía en su cuarto todas las cosas que provenían del merchandising que tiene esta particular gatita. Esta chica conocía las leyendas de terror, pero pensaba que era solamente eso, una leyenda. Para su cumpleaños, su novio le regaló una muñeca de Hello Kitty original y muy bella, estaba más que contenta esta chica que no dudó en ponerla junto a su cama.

Recomendamos leer: .....  Leyenda del niño del bote

Esa noche, el novio la despertó para decirle que se había movido la cabeza de la muñeca de un lado para el otro y terminado ese episodio la chica no creyó sus palabras porque parecía decirlo para darle miedo solamente. Luego, el día siguiente se encontraba con una amiga en su habitación y esta la llama para decirle que su muñeca nueva de Hello Kitty había movido la cabeza, se quedaron mirándola durante un buen rato y mucho después lo volvió a hacer. La chica tomó a la muñeca y la tiró en un ropero, pero luego cuando la fue a ver se encontraba de cabeza.

Un sacerdote cristiano le dijo que esa muñeca es anatema, lo cual significa que se creó para servir al Diablo, que la debe quitar pronto de su vida antes de que se quede con su alma o algo parecido. Otra de las personas le dijo que debía bañarla con agua bendita y también a su cuarto porque no es normal que un muñeco de peluche se manifieste de esa manera. Ahora la chica no sabe si creer que la leyenda del pacto con el demonio es verdad, pero de todos modos tiró todas las cosas que tenía en la casa de Hello Kitty.


Leyenda de Hello KittyUna chica sufría mucho en el colegio porque la burlaban debido a su fanatismo con Hello Kitty, ella tenía todo de la gatita y las chicas eran muy malas, tanto así como abusivas. Cada día que llegaba a la escuela o que la veían en la calle, le daban golpes de todo tipo para hacerle sentir dolor por usar cosas de Kitty, además no la soportaban, pero con el tiempo ella pasó horas mirando a su muñeca cada vez que recibía una golpiza, metiéndose en un mundo de fantasía.

Recomendamos leer: .....  La leyenda de la planchada

Las cosas cambiaron, cada vez que agredian a la fanática, ella ponía ojos inexpresivos y un rostro sin sentimiento, como si no estuviera allí. Los días pasaron y como no podían hacerle nada, planearon algo malvado para lastimarla en el hogar cuando no estaban sus padres. Tocaron timbre y la muy inocente abrió la puerta, la go… mucho y ella siguió como si estuviera en otro mundo. Luego, llenas de desesperación la terminaron privando de la vida, quemaron la casa para ocultar las pruebas.

Las chicas malvadas comenzaron a tener pesadillas, cada vez más fuertes, tanto así que entraron en un coma porque no podían comer, ni tomar agua, ni hablar, ni moverse en un punto, no tenían expresión en sus caras, ni sentían su boca tampoco. Cayeron las abusivas en el mundo de fantasía de que su víctima había creado y ahora, desde el mas alla podía divertirse con ellas.