Leyenda de la pascualita

La leyenda de la Pascualita  es una leyenda mexicana que cuenta de una mujer que tenía un local de vestidos de novia en La Popular y allí es donde expuso durante 1930 a un maniquí de cera que tenía un rostro totalmente realista, el mismo dicen que lo trajo de Francia, pero no todos piensan lo mismo, ya que se habla de que lo compró porque era la imagen exacta de su hermana, o de ella inclusive. Otros aseguran que cuando falleció pascualita su espíritu se metió en el maniquí o que vaga por la tienda y que en ocasiones se mete al maniquí.

Apariciones y casos extranormales de pascualita:

Los rumores que se cuentan sobre la novia más bella del lugar es que durante las noches cobra vida, se dice que puede caminar, incluso salir de donde está exhibida y que le sonríe a algunas personas. Muchos creen que es un gesto de buena suerte pedirle a la Pascualita suerte en el amor para que el matrimonio salga bien. Por otro lado, hay quienes le temen, pero nadie dice que esta mujer no es bella.

pascualita1. Se dice que la Pascualita hizo renunciar a muchas empleadas de La Popular, debido a que se negaban a vestirla diciendo que le aparecían venas verdes en las piernas que luego desaparecían, que en ocasiones la veían llorar y hasta reírse. Otra cosa que también dicen las personas que pasaban a menudo por allí es que veían en sus ojos que la parte blanca se llenaba de venitas rojas como si estuviera a punto de llorar. Es una estatua de cera, pero muchos dicen que está creada en base a una mujer ya muerta y que cobra vida a través de este maniquí. De todas partes de México vienen a la tienda para ver a la novia más bella y sorprenderse.

Recomendamos leer: .....  Hombre lobo

2. Pascualita es un maniquí muy diferente a todos los demás, ella tiene huellas en los dedos y hasta bello en los brazos, comentan también que es muy común perderse en su belleza si es que se pasa por la vidriera de “El Popular”. Por otro lado, también es cierto que el maniquí sigue a las personas con la mirada y mira muy fijo hasta que se van, sus ojos despliegan una tristeza muy profunda como si realmente fuera una mujer encerrada en ese vestido de novia.

3. Se dice que durante las noches, un taxi se para frente a la vidriera de la Pascualita y ella se sube para encontrarse con su enamorado. Algunos afirman ver al maniquí saliendo de la tienda durante la noche, pero las versiones son muchas porque unas dicen que cuando sale de la tienda es para matar hombres guapos y otras para encontrarse con su amor. De todos modos, vuelve a ponerse en la vidriera de día para que nadie se dé cuenta. No es extraño tampoco escuchar que La Pascualita se cambia el vestido durante las noches, es que dicen algunos pasar por la tienda y que el maniquí no se encuentre en su lugar mientras la dueña duerme. Esta leyenda cuenta que al dejarle puesto un vestido de 15 años o algo que no le gusta, ella misma se pone una ropa diferente para el día siguiente.

Hubo clientes de la tienda que se enamoraron del maniquí y sienten muy adentro de ellos mismos que está sola, entonces en modo de obsequio le regalan serenatas para que ya no esté sola esta hermosa mujer. Han llegado a tocar una serenata de 2 horas en honor a La Pascualita.

Recomendamos leer: .....  Leyenda de Hello Kitty

4. Una mujer estaba caminando por la calle donde “El popular” exhibe el cuerpo de La Pascualita que tantas leyendas tiene a su alrededor. Cuando estuvo parada frente al maniquí, notó que había disparos por un robo que se desarrolló por la zona. Sin que pudiera hacer nada, uno de los disparos iba directamente hacia ella. Sin embargo, La Pascualita de alguna manera le habría salvado la vida. Esta mujer cree que así fue porque antes de caer desmayada comenzó a rezar y pedirle que la ayude para poder sobrevivir. Cada año, esta mujer le lleva una vela en agradecimiento por haberle salvado la vida aquel día tan importante.

pascua25. Se cuenta que una persona pasó por la vidriera donde está La Pascualita y se quedó mirándola con escalofríos, como todas las personas que pasan por allí, entonces pudo notar como el maniquí cambió de golpe su cara y ahora estaba sonriendo, pero la sonrisa era muy macabra. Nadie sabe si es una mujer de verdad o solamente un maniquí, pero su sonrisa perturbó la mente de esta personas. Por la noche, cuando quería dormir, volvía a ver una y otra vez la risa de La Pascualita como si le estuviese sonriendo en su habitación con lujo de detalle en el recuerdo. Muchas personas coinciden en que vieron sonreír a la novia al pasar por El Popular y también coinciden en que luego ninguno se quita su sonrisa de la cabeza como si fuera algo que no deben olvidar y que les aterra también.