Leyenda del arroz

El cultivo de arroz era algo mucho mejor en los tiempos donde nace esta leyenda, cuando las personas ponían sus graneros junto a las grandes plantas del arroz que tenían un grano muy grande y pesado, no pequeño y escurridizo como el que hoy en día conocemos. Lo que sucedía cada año con el arroz es que los hombres solamente se alimentaban de sus granos porque podían saciar el hambre de cualquiera y eran fáciles de sembrar, ni siquiera los debían recoger porque estaban las plantas junto a los graneros que los almacenaban, entonces directamente cuando estaban maduros, estos caían inevitablemente dentro del granero y las personas luego los llevaban a sus casas para alimentarse.

arrozUn año fue diferente a los demás porque los dioses los bendijeron con una cosecha impresionante, había salido las plantas de arroz más grandes que se hayan visto en la tierra, entonces sus graneros ya no eran suficientes para poder guardar tanto arroz y realmente no querían que se pudra ni siquiera un solo grano porque era algo muy valioso para ellos, por ello también habían sido bendecidos de esta manera. Las personas cuando se percataron de su gran tamaño y de que necesitaban algo más grande, comenzaron a crear graneros más grandes para almacenarlo todo, pero en el momento menos esperado, cuando faltaba un poco todavía para terminar las obras se encontraba una anciana dentro de un granero trabajando y entonces vio al primer grano caer allí dentro.

Recomendamos leer: .....  Leyenda del conejo en la luna

El grano ya había comenzado a madurar y entonces comenzaría a caer en los graneros sin terminar, la mujer enojada pisó fuertemente el grano haciendo un gran ruido y derramando por todos lados sus pedazos. La planta se enojó muchísimo por la falta de respeto que mostró la anciana y sentenció al hombre a que nunca más el arroz caería dentro del granero, ahora tendrían que salir los hombres a buscarlo y encima de todo sería bien pequeño para dificultar todo el trabajo.