Leyendas de Yucatan

Leyenda de la siempreviva. Un hombre que se encontraba viajando por Yucatán, se encontró con sonido que venía desde una planta, sin entender lo que ocurría siguió caminando, pero luego fue más claro que la yerba siempreviva le estaba preguntando ¿Eres tú Balám? Pregunta a la cual respondió el caminante que no y la planta quiso entonces contarle su triste historia que la convirtió en la flor que ahora podía él escuchar.Leyenda de la siempreviva

Su padre era un hombre muy respetado en la tribu y ella tenía el puesto de sacerdotisa, por lo cual soalmente podría amar a su Dios y no brindarle amor a un mortal. Sin embargo, con el tiempo conoció a Balám, hombre del cual quedó totalmente enamorada y su padre supo de los encuentro que tenían siempre a sus espaldas. Por esto es que tomó la determinación de castigar a la pareja, a ella la sacrificaría para el Dios Kinich y obligaría a su amado a que viera todo lo que ocurría frente a ella.

Llegó el día de su sacrificio y la vistieron para el mismo, luego sintió un dolor en el pecho como si le hubieran quitado el corazón, el mismo rodó aun latiendo por las escaleras hasta llegar a los pies de su amor, quien huyó con el corazón luego de escuchar que sería suya por siempre. Balám la enterró a los pies del templo y le dijo que volvería por ella. Pasaron muchas lunas llenas y nunca más volvió a ver al amor de su vida, pero ahora era una yerba silvestre y por siempre lo esperaría.

El pueblo fantasma de Misnebalam.
El pueblo fantasma de Misnebalam.Actualmente se puede conocer el pueblo de Misnebalam como un lugar totalmente desierto que sin embargo tiene algunos sitios intactos, ya que hubo residentes en lo que ahora se denomina como un pueblo fantasma en donde se practican hechizos y brujería según las leyendas que transcurren. Este sitio se ubica en el 15km de la carretera de Mérida y tiene su nombre en base a Misne que es “Cola de gato”, así como a Balam que es “Jaguar”.

Dentro del municipio de Progreso se encuentra Misnebalam que es un lugar muy bueno para vivir, pero no tiene residentes. Los últimos 21 habitantes que aún quedaban se han ido en el año 2000, por eso es que ahora se conoce este sitio como el pueblo fantasma de Yucatán y hay razones para que esto suceda. El año que más habitante tuvo el pueblo fue durante 1910 y para ese entonces había un total de 168 personas viviendo allí. Hace más de 90 años se esparció la leyenda de que todos los habitantes de Misnebalam se fueron del pueblo debido a que constantemente eran testigos de las apariciones de “Juliancito” que vendría a ser un fantasma.

La leyenda de este fantasma que es el más conocido dentro del pueblo parte de un niño que era hijo de dos hacenderos y habría sido violado antes de que encontrar la muerte, por ello su alma requería venganza de quienes no lo defendieron en tal situación. Estas leyendas de fantasmas cobran más veracidad cuando se dice que dos jugadores del club Airsoft estaban practicando alrededor de la haciendo y tuvieron un encuentro con un fantasma.