Mito de Medusa

El monstruo de Medusa es realidad una hermosa mujer que sufrió a causa de una conquista que tuvo el dios Poseidón, él habría tomado a la joven dentro del templo de Atenea, por eso es que la diosa no controló su furia y la hizo culpable de su propia desgracia.medusa Luego de castigarla, la convirtió en un monstruo horrendo porque tenía serpientes saliendo de su cabeza, avejentó su cuerpo entero, agrietó su piel y le puso dientes filosos como los de un jabalí.

El jardín de Atenea que era antes un sitio hermoso, se pasó a convertir en un cementerio con estatuas llenas de terror en su rostro, ya que el poder más fuerte de este monstruo que creó la mismísima Atenea en su enojo, es convertir a los hombres en estatuas de sal. Para que alguien se convierta en una estatua solamente tenía que mirarla a los ojos y esto sería suficiente, solamente con astucia podría uno esquivar su poder, pero taparse los ojos no sería suficiente para el poder de Medusa que atraviesa las vendas.

En los campos de batalla, siempre se esperaba que Medusa estuviera del lado de uno para que pueda ayudar en la pelea y petrificar al enemigo, se dice que ella aparecía para que todos los enemigos se conviertan en piedra y así se gane rápidamente una batalla. Por otro lado, se ha intentado en varias ocasiones cortar la cabeza de Medusa para poder usarla en su favor. Perseo consiguió su cabeza y la comenzó a usar como un arma letal.