Mitos de dioses

Mito de Thor el Dios del Trueno. En la mitología escandinava, Thor es el hijo de Odin y también el dios del trueno. El ícono que más representa a este dios super poderoso que generalmente está delante de sus tropas en la batalla, es el martillo mágico que tiene la habilidad de volver a él cada vez que lo arroja, pero esta arma no solo tiene esa magia, sino que cuenta con una virtud muy importante y es que nadie puede levantarla al menos de que tenga un corazón digno para hacerlo, por esta razón es que sus enemigos no pueden quitarle el martillo en ningún momento.

thorOtra cosa que tiene Thor para ser más fuerte, es su cinturón mágico que aumenta sus poderes para que sea mucho más poderoso ante sus enemigos y siempre está combatiendo con la serpiente del mundo que se encuentra rodeando el Midgard. Se cuenta que una vez se disfrazó de pescador y se subió a un barco pesquero para poder encontrarla y así terminar con su vida, lo hizo con compañía de un ayudante que se encargaría de manejar y ayudarlo con las redes. En el momento en el que levantaron sus primeras presas, con la ayuda de una buena carnada, lograron capturar a la serpiente del mundo, pero cuando Thor se dispuso a matarla, su ayudante llegó rápidamente para poder cortar las sogas y hacer que la misma vuelva al agua quedando libre de las manos del dios.

Thor protege a los dioses, pero también es protector de hombres, por lo cual tiene muchas personas que le rinden sacrificio y al mismo tiempo que velan por su victoria contra los malvados del Midgard.

Mito de Cupido. El dios del amor más conocido en el mundo entero, siempre ha sido Cupido, el hijo de Afrodita que en la mitología griega viene a ser Eros. Por otro lado, siempre podemos ver pinturas que lo simbolizan como si fuera un niño alado, esto se debe a que Cupido no podía crecer, siempre era un niño y nunca tomaba la forma de adulto. Afrodita que en la mitología romana es Venus, se dirigió hacia el templo de Temis para poder preguntar la razón por la que su hijo nunca crecía y entonces le respondió el oráculo que su niño era amor puro y que sin pasión nunca crecería.

cupidoEn la tierra se encontraba Psique, una princesa que era la más hermosa de todas y que nunca se había enamorado de nadie. Sin embargo, Venus le tenía mucha envidia por su hermosura y mandó a su hijo Cupido para que la mate de un flechazo, él se dirigió a la tierra y se enamoró de ella a simple vista, por lo que se transformó en un joven bellísimo y adulto. Psique también se enamoró de Cupido y se casaron a pesar de los deseos de su madre, fueron muy felices, pero ella lo miró y un humano tiene prohibido mirar a un dios.

Los dioses castigaron a Psique, pero ella luchó y luchó por el amor que tenía por Cupido, luego los dioses se apiadaron de la joven y la convirtieron en un Dios para que habite el Olimpo junto con él. El amor hasta el día de hoy siempre se ve simbolizado con dos corazones y una flecha atravesándolos. Viene a ser la flecha de Cupido.